Leyendo

CONTIGO EN EL MUNDO – Sara Ballarín

IMG_5324Lo reconozco, soy una procrastinadora nata. Después de un tremendo atracón de libros de Elisabet Benavent, decidí cambiar un poco de género porque no creía que iba a encontrar historias como las de ella.

La vida te da sorpresas… obviamente no os voy a escribir aquí una sinopsis porque la podéis encontrar en Google perfectamente. Yo os hablo de sensaciones, como siempre.

Vega… Vega. Admiración en un principio por esa cabeza tan bien amueblada que a veces me ha resultado incluso encorsetada pero que gustazo cuando ha cortado las cuerdas del corsé y se ha dejado llevar por sus emociones y poner toda la carne en el asador. Aquí que una es una drama queen y ver a una chica que sea tan “digna” (ella utiliza mucho esa palabra) me hacía sentir un poco mal en algunos momentos, pero he disfrutado de sus lloros y tus remordimientos como la que más, claro que si guapi, que dicen que el amor duele (los cojones, si el amor duele no es amor). Pero me gusta porque no te venden una película a lo Disney, sino que lo he vivido como una historia más madura, con sus altos y bajos pero más madura.

Elsa es todo lo contrario, en un cencerro, loca del moño. Pero no todo es lo que aparenta y el proceso de maduración de éste personaje es cuanto menos curioso.

Me he imaginado a las dos protagonistas femeninas todo el rato como dos trenes. Cada una en un sentido, porque cada una gestiona los sentimientos a su manera, pero hay un punto de inflexión, donde uno de los trenes hace un cambio de sentido y los dos llegan a la estación emocionalmente más maduras, cada una a su forma, con su historia pero con bagaje.

Mis palabras al terminar de leerlo han sido en voz alta “Qué bonito”, ya veis, soy toda una poetisa, pero es lo que he dicho.

Haciendo una lectura más profunda de la novela también os diré que da unas cuantas lecciones de moral a través de sus personajes. Eso de que el orgullo no lleva nada, eso de que hay que respetar cada uno como es, no intentar cambiar a las personas, eso de ayudar al más débil. Me gustan esas lecciones y ojalá todos las llevásemos a la práctica más a menudo.

Y de momento eso es todo, nos vemos en las siguientes líneas.

Muak.

E.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s