Diario

Diario, cap. XXI

Hello Kittys!!

Hacía mucho que no me pasaba por aquí para contaros mis peripecias pero es que como dice LuciaBe, no me da la vida.

Pero no es creais que no me da la vida haciendo cosas super interesantes… es que cuando no estoy en una cosa estoy en otra.

Ahora que ha pasado el susto os quería contar un caso clínico (si no te interesa y no eres sanitario puedes pasar al siguiente párrafo) que nos ha pasado en casa. Mi aita (mi padre) tuvo un infarto hace cinco años, del cual se recuperó estupendamente. Bien, pues hace unos meses le empezó a picar el brazo izquierdo, pero picor, picor, vamos que algo que puedes pensar que es una alergia o algo. Resulta, que fue a la revisión del cardiólogo y cuando se lo contó le hicieron pruebas y hace un par de semanas que tuvieron que hacer un cateterismo para ver como estaban las arterias. Estaba todo ok, pero el picor es patognomónico de angina de pecho. Flipando no? pues eso, yo también. Así que si os llega un caso con antecedentes de IAM y veis que tiene picor en el brazo izquierdo… tenedlo en cuenta!! No lo había visto descrito en ningún lado, pero bueno, siempre se aprende de algo. Quería compartirlo con todos los sanitarios que me leeis porque me parece interesante, que a parte de decir chorradas, poder enseñar cosas curiosas y ésta es una de ellas. Él está estupendamente, asi que todo ha quedado en un susto.

Sigo con el post apto para todo el mundo. En otro orden de cosas, el fin de semana pasado estuve en Barcelona. Fui de viaje de estudios cuando era joven y tenía ganas de volver. Aprovechando que tengo a “mi melli” estudiando allí, fui a verle y la ciudad me ha encantado.

Las cosas turísticas sin más, muy bonito todo si, petado de guiris y japoneses sacando fotos hasta las tiendas de chuches. Una de las calles que más me ha gustado es la calle Santa Anna que está cerca de la Plaza Cataluña. Tenía ganas de ir porque ahí se ubicaba la libreria Sempere (si habéis leido la Sombra del viento) y Andrea, la protagonista de Ella lo sabe de Lorena Franco. Bueno, pues en una esquinita a la derecha esta la iglesia y dentro de la iglesia vimos una cosa que a mi me llegó al corazón. “Bienvenido sea el que lo necesite”. Dentro de la propia iglesia a la derecha, había un espacio para la gente necesitada, para que no pasen frio, para que puedan tomar un café… yo quería dejar algo de dinero pero me impresionó el mogollón de huchas que había y no sabía cual era exactamente para aquel espacio calentito para la gente que lo necesitaba.

En ésta sociedad en la que no paramos de consumir, y ahora que llega el Black Friday, las navidades y todo el rollo, no os olvideis que hay mucha gente necesitada.

Y no me considero buena persona por esto, porque yo soy bastante consumista, pero intento hacer pequeñas cositas a lo largo del año para ayudar. El error está en el sistema, pero eso es un tema del que hemos discutido mi melli y yo mucho, pero no os voy a abrasar.

Después de éste popurrí, de temas, os dejo que tengo que irme a trabajar.

Un besote gordote.

E.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s