Diario

Diario, cap. XVIII

Pues no entiendo porque tanto bombo con que se acerca Halloween, si fastasmas hay todo el año.

Vale, si, hoy me he levantado un poco escéptica pero es que tengo un virus estomacal que me está impidiendo que siga con mi rutina de comer m&m´s como si fuesen pipas.

Han, mi perro (en custodia compartida) también esta con virus el pobre, pero claro, lo suyo es más normal. Se come las castañas con cascara, si hay una caquita apetecible pues él va y se la come y de postre un buen cuenco de pienso. Pero yo, pobre de mi, para una vez que se me ocurre comerme una ensalada tamaño XXL va y me sienta como el culo. Bueno no sé si fue eso o el paquete de galletas de chocolate del mismo tamaño que me comí despues. Pero no, yo prefiero pensar que tengo un virus.

Sigo con mi montaña de cosas por hacer, además la cosa va crecieeeendo y crecieeeendo porque éste virus me tiene sin ganas de hacer nada (creo que me esta creciendo la nariz) y yo solo digo que la fecha límite del máster se acerca… pero es que había cosas tan bonitas en la tienda online de Mango que… no lo he podido evitar. Luego me he pasado por una página web de papelería donde he visto una pluma que me tiene loca matá de amor (es un a Lamy Lx Rose-Gold al módico precio de 52 euros y me la podéis mandar a la dirección de contacto que aparece al principio de la página) pero… me he resistido, porque tengo un virus en el estómago y un agujero en la tarjeta de crédito.

¿He dicho suficientes veces que tengo un virus estomacal? yo creo que ha quedado suficientemente claro, asi que no lo voy a volver a repetir.

Las guardias tampoco ayudan, porque yo pienso en estar en playas paradisiacas aunque con éste veroño me conformo con ir a una playa normal y estoy aquí encerrada entre cuatro paredes y entre tirita y tirita he pensado en hablar un poco con vosotros. No os preocupéis, no hace falta que me contestéis nada, porque sé que vosotros también estáis con virus estomacal. Es el mal de la semana.

Un  médico me ha dicho que es rotavirus, otro que es escherichia coli y otro que porqué subo en ascensor al vestuario. Literal. ¿Por qué estoy mas floja que la goma del un calcetín viejo y no puedo con la vida? Es que la gente hace unas preguntas tan absurdas… Yo sólo espero que se reunan pronto y se pongan de acuerdo con mi diagnóstico porque yo estoy fatal.

¿Tenéis puente? Yo en mi pueblo sí, cerca de mi casa además. En el rio que pasa por debajo viven unos patos super simpáticos que cuando les da la venada, salen a pasear a la carretera y son super listos ¿eh? no hay nadie que haya atropellado a ninguno todavía.

Bueno y con ésto y un bizcocho (el cual ahora no me puedo comer debido a mi virus) me despido. Os recuerdo por 12254546 vez, que os podeis suscribir al blog, que es gratis y así me hareis un poco más feliz. No tendre mi Lamy Lx, pero algo es algo.

Besos enfermeriles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s