Diario

YO, ENFERMERA

Hace mucho tiempo que llevo dandole vueltas a un asunto ¿ por qué se hace tanta diferencia entre las enfermeras que trabajan en hospital, atención primaria (ambulatorio) o ambulancias? ¿no somos todas al final igual de enfermeras?

La gota que colmó el vaso fue cuando Adriana dió a luz a Enaitz. Estábamos en la sala de dilatación y yo me tenía que ir a trabajar. Le dije a la enfermera que yo también era enfermera (igual estuvo mal hecho) y que me dejara quedarme que tenía que ir a trabajar. Al principio no me dijo nada pero cuando yo me marché le hizo un tercer grado a Adriana sobre mí.

En Bilbao tenemos tres hospitales grandes, lo más importantes digamos y parece que si no trabajas en ellos no eres nadie. Yo trabajo en un punto a de atención contínuada, es decir, urgencias del ambulatorio para que todos me entendais. Paso muchas horas aquí metida porque  mi jornada laboral es más larga que si trabajara a turnos, aquí se trabaja a guardias. Bien, pues parece ser que como trabajo en un P.A.C (las siglas del sitio) soy menos enfermera que una hospitalaria.

No creo para nada que sea asi, de hecho ¿quién eres tú para juzgarme a mi? ¿acaso sabes si yo estoy en éste puesto por obligación o por vocación? Yo he trabajado en casi todas las ramas de la enfermería, he sido enfermera hospitalaria, de quirófano, de atención primaria, he hecho investigación, he pasado consultas, en el ambito público, en el privado… creo que poco más me queda por probar y el trabajo con el que más me siento realizda es con éste. A mi me gustan las urgencias, a un ritmo que yo las pueda controlar. Me gusta hablar con mis pacientes, escucharles, ayudarles y sonreirles. Tener una carga de trabajo moderada, que no me impida que mi calidad asistencial sea peor. Y no, no me siento menos enfermera porque no esté a pie de cama en un hospital, o en una reanimación o en unas urgencias generales.

En mi lugar de trabajo nos tenemos que “apañar” con lo que tenemos, es decir, no tenemos otra enfermera a la que pedir ayuda en el caso de no saber hacer algo o no poder coger una vía. No tenemos médicos especialistas que se encarguen de una patología específica. Aquí mi compañera médico y yo, hacemos lo que podemos, para que el paciente si no podemos gestionarlo lo traslademos al hospital porque necesita pruebas complementarias pero siempre lo trasladamos lo más estable posible. Aquí no tenemos rayos x, no tenemos para hacer analíticas, pero todos los pacientes que se van al hospital desde aquí, si lo requiere, van con su analítica sacada, su vía venosa cogida y su medicación administrada.

Las enfermeras de atención primaria (las del ambulatorio), hacen todo lo posible para que los enfermos no enfermen (valga la redundancia), haciendo una labor de educaciòn para la salud encomiable. Van a los domicilios de las personas que no pueden acudir a realizarse las curas a su centro de referencia, dia si, dia tambien. ¿Acaso eso no es cuidar? Que nadie se le olvide que Florence Nightingale ya escribió que la enfermería era un arte, pero no dijo donde se tenía que desarrollar ese arte.

Enfermeras de las ambulancias, vosotras que trabajais bajo la lluvia, bajo presión, en colaboración con las autoridades, vosotras, que subis a un quinto sin ascensor cargadas con vuestras mochicas, sois igualmente admirables.

Instrumentistas que aguantan los malos humos del médico si la operación no está saliendo como se esperaba, que cuentan gasas mentalmente y tienen todo bajo control. Son las jefas del quirófano.

Por eso, compañera, enfermera, cuidadora de tus enfermermos, trabajes donde trabajes, nunca critiques a una persona que es lo mismo que tú, porque no sabes nada de ella, ni su formación. Respeta donde trabaja porque tu trabajo tiene el mismo valor que el suyo.

Y todo ésto viene a colación de que después del tercer grado al que someterieron a Adriana y enterarse que no trabajaba en un sitio cool , ms compañeras no tuvieron ni un mínimo de consieración. Sin embargo, he estado en quirófano, mientras le hacian una artroscopia a mi madre. No se puede generalizar, claro está, pero lo que está claro es que la enfermería no es un gremio unido y ojalá lo fuera.

Por eso compañeras (y compañeros) lo guay de la enfermería es cuidar bien, no trabajar en un sitio que tu consideras guay.

1 comentario en “YO, ENFERMERA”

  1. primer punto que te digo siempre: las chorradas que diga la gente no se le da importancia.
    segundo punto: si!!!! fuiste un poco guay al decir que eras enfermera…..pero ge queremos asi.
    ultimo punto: no es que no seamos compañeras es que encima nos tiramos los trastros unas contras otras……..asi nos va de bien………

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s