Diario

Diario de una escritora, día 4

Sábado, sabadete! Qué hacía yo los sábados cuando no tenía ningún tipo de responsabilidad? Saliiiiir!!! El sábado era el día de esperar a que llegase la hora de salir, realizar proceso de chapa y pintura y aventurarte a ver que daba la noche. Que hago ahora los sábados que tengo libres? ir a llenar la nevera!!! fiestaaaaa!!! Como mola, y podréis pensar, pero si da tiempo a todo! Pues yo debo ser unineuronal porque cuando hago una cosa, lo que me apetece es llegar a mi casa, ponerme el pijama  y hacer cosas que me relajen.

Véase, leer un rato. Ahora he empezado con El Psicoanalista de… de… bueno, no se como es el autor pero no me voy a levantar a mirarlo por si me da un tirón de espalda. Si buscais en el diccionario la palabra vaga, estos días vereis mi foto con mi arrolladora belleza.

Otra de las cosas que me gusta mucho hacer es scrap. Bueno, lo intento porque si mi lettering es un churro, mis trabajos de scrap están mas o menos a la altura. Eso si, los hago con mucho cariño. Ahora estoy experimentando con eso de ser “penpal” e intercambiar correo bonito con gente que no conoces. De momento he hecho dos, pero me apetecía hacer alguno más, asi que si alguien quiere hacer intercambio, que se ponga en contacto conmigo a través de los millones de canales que tenemos hoy en día.

Habéis pensado alguna vez el montón de formas que tenemos de comunicarnos? es que son innumerables! Vale, se pueden contar pero no voy a hacer aquí la lista, que ya he hecho la de la compra y no es plan. Para mi el peor canal de comunicación son los grupos de whatsapp! esos grupos de todo el mundo hablando a la vez y es que luego al final termino sin enterarme de nada! Conversaciones que empiezan con el “buenos días” de todos los participantes y puede derivar en hablar del sexo de los ángeles! pero vamos a ver, no estábamos hablando de quedar? si, claro que si (guapi), pero de paso, nos contamos, como nos hemos levantado, que tal nos ha quedado el café, que tal hemos dormido, si nos ha bajado la regla o si la vecina de arriba se pasó una noche de sexo on fire, mientras tu te comes los mocos.

Pues si, esa es mi vida.

De momento he puesto una lavadora, a ver si con el ritmo del centrifugado me entra la inspiración y hago algo productivo. Porque mañana… que toca??’ guardia (y olé), dieciseis bonitas horas para poner tirias de toda la gama de colores posible!

Se despide, ésta que os quiere…

E.R.

 

4 comentarios en “Diario de una escritora, día 4”

  1. Madre mía que identificada me siento! Mi sábado desde hace como 5 años (o antes) es poder ver la peli de la noche si mi niña se duerme y no me hace ver dibus…jajajjaj
    Si alguna vez te apetece me encantaría ser tu penpal! 😘

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s